EL PODER DE LAS CIUDADES: LUCHA CONTRA LAS ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES Y LOS TRAUMATISMOS CAUSADOS POR EL TRÁNSITO

88  Download (0)

Full text

(1)

/ Sección I. 1

EL PODER DE LAS CIUDADES:

LUCHA CONTRA LAS ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES Y LOS TRAUMATISMOS CAUSADOS POR EL TRÁNSITO

(2)
(3)

La elaboración de este informe ha sido posible gracias a la financiación de Bloomberg Philanthropies.

EL PODER DE LAS CIUDADES:

LUCHA CONTRA LAS ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES Y LOS TRAUMATISMOS CAUSADOS POR EL TRÁNSITO

(4)

El poder de las ciudades: lucha contra las enfermedades no transmisibles y los traumatismos causados por el tránsito [The power of cities: tackling noncommunicable diseases and road traffic injuries]

ISBN 978-92-4-000617-1 (versión electrónica) ISBN 978-92-4-000618-8 (versión impresa)

© Organización Mundial de la Salud 2020

Algunos derechos reservados. Esta obra está disponible en virtud de la licencia 3.0 OIG Reconocimiento- NoComercial-CompartirIgual de Creative Commons(CC BY-NC-SA 3.0 IGO; https://creativecommons.org/licenses/

by-nc-sa/3.0/igo/deed.es).

Con arreglo a las condiciones de la licencia, se permite copiar, redistribuir y adaptar la obra para fines no comerciales, siempre que se cite correctamente, como se indica a continuación. En ningún uso que se haga de esta obra debe darse a entender que la OMS refrenda una organización, productos o servicios específicos. No está permitido utilizar el logotipo de la OMS. En caso de adaptación, debe concederse a la obra resultante la misma licencia o una licencia equivalente de Creative Commons. Si la obra se traduce, debe añadirse la siguiente nota de descargo junto con la forma de cita propuesta: «La presente traducción no es obra de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS no se hace responsable del contenido ni de la exactitud de la traducción. La edición original en inglés será el texto auténtico y vinculante».

Toda mediación relativa a las controversias que se deriven con respecto a la licencia se llevará a cabo de conformidad con las Reglas de Mediación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Forma de cita propuesta. El poder de las ciudades: lucha contra las enfermedades no transmisibles y los traumatismos causados por el tránsito [The power of cities: tackling noncommunicable diseases and road traffic injuries]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2020. Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO.

Catalogación (CIP): Puede consultarse en http://apps.who.int/iris.

Ventas, derechos y licencias. Para comprar publicaciones de la OMS, véase http://apps.who.int/bookorders. Para presentar solicitudes de uso comercial y consultas sobre derechos y licencias, véase http://www.who.int/about/

licensing.

Materiales de terceros. Si se desea reutilizar material contenido en esta obra que sea propiedad de terceros, por ejemplo, cuadros, figuras o imágenes, corresponde al usuario determinar si se necesita autorización para tal reutilización y obtener la autorización del titular del derecho de autor. Recae exclusivamente sobre el usuario el riesgo de que se deriven reclamaciones de la infracción de los derechos de uso de un elemento que sea propiedad de terceros.

Notas de descargo generales. Las denominaciones empleadas en esta publicación no implican, por parte de la Organización Mundial de la Salud, juicio alguno sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto del trazado de sus fronteras o límites. Las líneas discontinuas en los mapas representan de manera aproximada fronteras respecto de las cuales puede que no haya pleno acuerdo.

La mención de determinadas sociedades mercantiles o de nombres comerciales de ciertos productos no implica que la Organización Mundial de la Salud los apruebe o recomiende con preferencia a otros análogos. Salvo error u omisión, las denominaciones de productos patentados llevan letra inicial mayúscula.

La Organización Mundial de la Salud ha adoptado todas las precauciones razonables para verificar la información que figura en la presente publicación, no obstante lo cual, el material publicado se distribuye sin garantía de ningún tipo, ni explícita ni implícita. El lector es responsable de la interpretación y el uso que haga de ese material. y en ningún caso la Organización Mundial de la Salud podrá ser considerada responsable de daño alguno causado por

(5)

Índice

I. INTRODUCCIÓN

Por qué las ciudades son importantes para la salud global La salud pública en las ciudades: la magnitud del problema El poder de las ciudades

Objetivo de este informe II. LAS 10 INTERVENCIONES Esferas prioritarias

Puesta en marcha

III. DEL DICHO AL HECHO

Factores internos en la lucha contra las ENT y los traumatismos causados por el tránsito en las ciudades

Planificación estratégica Acceso equitativo

Gobernanza intersectorial Monitoreo y evaluación

Factores externos en la lucha contra las ENT y los traumatismos causados por el tránsito en las ciudades

Liderazgo político Alianzas locales

Participación de la comunidad Redes de ciudades

IV. DIFICULTADES COMUNES Injerencia de la industria Autonomía

Mantenimiento de la priorización política Financiación

Sostenibilidad CONCLUSIÓN

Apéndice 1: Recursos técnicos Bibliografía

7 7 10 12 14 17 18 19 27 31 33 39 43 47 53 55 59 63 67

73 74 75 76 78 79 81 82 83

(6)

/ SECCIÓN I.

(7)

7

Introducción

Por qué las ciudades son importantes para la salud global

Héctor López Santillana Alcalde de León

«Las ciudades sanas

crean países sanos».

(8)

Para abordar el reto de las ENT y de la seguridad vial se requiere la estrecha colaboración de las

autoridades nacionales y municipales.

Las ciudades son viveros dinámicos de creatividad y poder, aprendizaje y cultura. Son ecosistemas que apoyan el crecimiento y el cambio y ya albergan a más de la mitad de la población mundial, una proporción que se espera que alcance dos tercios para 2050 (1).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló la urbanización como uno de los principales retos para la salud pública en el siglo xxi (2). La urbanización suele tratarse en términos negativos, con mención a brotes infecciosos, estilos de vida poco saludables y amenazas ambientales. Sin embargo, las ciudades ofrecen oportunidades significativas para mejorar la salud pública a través de políticas y acciones que mejoran la salud (3, 4).

Los ministerios nacionales suelen asumir la responsabilidad de promover la salud y el bienestar en el país, pero las autoridades municipales son aliados clave para el cumplimiento de los objetivos nacionales de salud pública en gran parte de la población. Las autoridades municipales tienen los medios, la oportunidad y la obligación de proteger la salud y el bienestar de sus ciudadanos fijando prioridades, uniendo a las partes interesadas en torno a objetivos comunes y garantizando la rendición de cuentas por los resultados.

El compromiso de las autoridades municipales es importante no solo para la salud de las ciudades, sino también para la salud global en general. El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 11 compromete explícitamente al mundo a hacer que las ciudades sean lugares inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles en los que vivir (5). No obstante, su contribución al objetivo 3, «garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades», también es fundamental (6).

Las políticas y los programas nacionales de salud se llevan a la práctica principalmente en las ciudades; sin su apoyo, es poco probable que se alcancen las metas mundiales.

Este informe es un llamamiento a las autoridades municipales para que acepten el reto y demuestren al mundo que las medidas locales pueden contribuir a resolver problemas de salud globales.

Parque urbano en Tianjin (China).

Fotografía: Yang Aijun/Banco Mundial.

(9)

/ Sección I. 9

Las ENT y la seguridad vial en los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Las ciudades pueden trabajar en apoyo del compromiso mundial de garantizar acceso a alimentos inocuos, nutritivos y en cantidad suficiente para todas las personas, especialmente las pobres y

vulnerables, y poner fin a todas las formas de malnutrición, incluidos el sobrepeso y la obesidad.

Las principales metas son de aquí a 2030, reducir en un tercio el número de muertes por ENT (3.4), y de aquí a 2020, reducir a la mitad el número de muertes y traumatismos causados por el tránsito (3.6). Las ciudades pueden ayudar a los países a lograr reducciones importantes en la mortalidad poniendo en marcha políticas eficaces y garantizando su cumplimiento.

Las ciudades pueden alentar un mejor urbanismo para dar prioridad al acceso a sistemas seguros de transporte público, mejorar el acceso a espacios verdes o públicos y mejorar la calidad del aire. En conjunto, estas medidas apoyarán los esfuerzos por reducir las muertes causadas por el tránsito, mejorar la calidad del aire y promover la actividad física.

(10)

La salud

pública en las ciudades: la magnitud del problema

Las ciudades se enfrentan a innumerables desafíos de salud pública: el saneamiento, la contaminación del aire, la violencia urbana, la seguridad vial y el acceso a alimentos y espacios saludables. Este informe se centra en dos de los problemas de mayor calado para la salud urbana: las enfermedades no transmisibles (ENT) y los traumatismos causados por el tránsito.

Las ENT, incluido el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades respiratorias crónicas, matan a 41 millones de personas en todo el mundo cada año y representan el 71% de todas las muertes (7). Cada vez está más aceptado que los determinantes sociales, económicos y ambientales tienen un efecto sobre la

evolución de estas patologías y, a menudo, están causadas por ciertos aspectos de la urbanización (8, 9). Los principales factores de riesgo incluyen el tabaquismo, una dieta poco saludable, la inactividad física y el uso nocivo del alcohol.

En 2018, se incluyó la contaminación del aire como un factor de riesgo de ENT (10). Se calcula que el costo económico anticipado de la suma de todas las enfermedades no transmisibles en los países de ingresos bajos, medianos y altos ascenderá a más de 30 billones de dólares de los Estados Unidos en 2030 (11).

Mientras tanto, las colisiones causadas por el tránsito matan a otros 1,35 millones de personas al año y son la principal causa de muerte entre las personas de 5 a 29 años (12). Estas también representan una carga económica significativa: le cuestan a la mayoría de los países un promedio del 3% del PIB y, en los países de ingresos bajos y medianos, el costo puede ser aún mayor (13).

Estas cargas económicas y para la salud pueden prevenirse si se adoptan medidas en las ciudades. El entorno

urbano influye en los factores de riesgo de las ENT y los traumatismos causados por el tránsito. Si aplican las políticas y programas correctos, las autoridades locales pueden crear un ambiente en la ciudad que contribuya a obtener mejores resultados de salud (6).

Toda medida fructífera en materia de ENT y traumatismos causados por el tránsito requiere la colaboración en políticas multisectoriales entre todo un abanico de sectores, incluido la salud, el transporte, la vivienda y la educación. Las ciudades están bien posicionadas para promover este tipo de colaboración, a veces denominada «enfoque de la salud en todas las políticas» (14, 15). En el cuadro 1 a continuación se describe cómo la OMS ha cubierto dichos temas a lo largo del tiempo a través de sus redes de Ciudades Sanas.

El 80% de todas las muertes a nivel

mundial se atribuyen a enfermedades no

transmisibles (ENT) y a traumatismos.

(11)

/ Sección I. 11

Programa de Ciudades Sanas de la Organización Mundial de la Salud

El primer Programa de Ciudades Sanas de la OMS comenzó en 1986. Hoy, hay una red de ciudades saludables en cada una de las seis regiones de la OMS dedicada a construir un movimiento fuerte a favor de la salud pública a nivel municipal, donde se abordan temas tales como los determinantes de la salud, la equidad, la gobernanza participativa y la colaboración intersectorial.

Además de las redes principales de ciudades sanas, la OMS ha establecido muchas otras redes e iniciativas para proporcionar asistencia técnica sobre temas específicos en función de las solicitudes de las ciudades con miras a ayudarlas a alcanzar sus objetivos de salud pública.

Las acciones municipales también contribuyen de forma significativa al logro del 13.º Programa General de Trabajo (PGT) 2019-2023 de la OMS (16). En el PGT, se menciona explícitamente a los alcaldes y las autoridades locales como agentes clave para lograr el objetivo de la OMS de ayudar a mil millones de personas a estar más sanos para 2023, lo que incluye protegerlos de las enfermedades no transmisibles.

Figura 1: Probabilidad de morir por las cuatro principales enfermedades no transmisibles entre los 30 y los 70 años de edad, estimaciones comparadas, 2016

Fuente: Observatorio Mundial de la Salud de la OMS.

15-1814 19-21 22-24 No disponible25 No se aplica

(12)

El poder de las ciudades

Para frenar las ENT y los traumatismos causados por el tránsito es necesario que las autoridades nacionales y municipales trabajen codo con codo. Si bien cada uno tiene fortalezas que pueden apoyar el trabajo del otro y contribuir a mejores resultados en general, las ciudades son particularmente eficaces en los siguientes ámbitos:

Participación de la comunidad.

Las autoridades municipales están cerca de las personas a las que prestan servicio, lo que suele aumentar la exigencia por su parte, tanto de medidas como de rendición de cuentas. Esto coloca a las autoridades municipales en una posición aventajada para comprender las necesidades de los habitantes e involucrar a las comunidades en el diseño y la prestación de los servicios.

Alianzas locales.

Las autoridades municipales, a menudo, tienen fuertes alianzas con agentes locales, como grupos comunitarios u organizaciones locales, muchas de las cuales ya participan en la prestación de servicios de primera línea y pueden facilitar una acción multisectorial efectiva.

Agilidad.

Con frecuencia, las instituciones municipales pueden actuar más rápidamente que los organismos nacionales.

A diferencia de los ministerios de salud nacionales, las autoridades municipales a menudo tienen competencias sobre múltiples áreas de gobierno. Puesto que tienen mayor libertad para vincular los programas de salud con otros programas o políticas, pueden generar un cambio intersectorial más fácilmente que los gobiernos nacionales.

(13)

/ Sección I. 13

Bienes públicos.

Las autoridades municipales poseen infraestructura, como espacios públicos, edificios y otros activos, y pueden

asegurarse de que se utilizan a favor de la salud. Por ejemplo, pueden utilizarse espacios temporales o permanentes para promover comportamientos saludables, como zonas peatonales, carriles para bicicletas seguros, mercados verdes y parques y zonas recreativas. La reglamentación local de zonificación también puede utilizarse para ordenar, incentivar o prohibir usos específicos de la propiedad privada y así frenar las actividades no saludables.

Liderazgo.

Las autoridades municipales pueden implementar y hacer cumplir leyes y regulaciones que mejoren las iniciativas nacionales. Puede que sean incluso capaces de elaborar políticas que vayan más allá de lo que permite lograr la legislación nacional, o probar nuevas intervenciones para estudiar de qué manera podrían ampliarse. Las autoridades municipales también pueden fijar prioridades y establecer una visión o estrategia que articule las diferentes instituciones de la ciudad con objetivos comunes e influir en las asignaciones presupuestarias para apoyar su ejecución.

Innovación.

Las ciudades pueden crear entornos propicios para probar nuevas ideas y enfoques y también pueden tomar la iniciativa lanzando proyectos piloto que pongan a prueba tales innovaciones para las autoridades nacionales. En ocasiones, es posible que, en consecuencia, los programas abanderados por las ciudades se adopten y expandan en las prácticas regionales o nacionales.

Aprendizaje entre pares.

El esfuerzo por alcanzar objetivos compartidos con otras ciudades brinda oportunidades de diplomacia interurbana. Las relaciones y las redes formales o informales entre ciudades, ya sean nacionales o internacionales, pueden facilitar el aprendizaje mutuo y el intercambio, una competencia saludable y un impulso hacia la excelencia y el liderazgo mundial.

Niños en patinete.

Fotografía: Shutterstock.

El objetivo del presente informe es ayudar a los líderes municipales a determinar

al menos un ámbito en el que puedan

introducirse cambios para mejorar.

(14)

Objetivo de este informe

En este informe se analizan algunas de las áreas específicas en las que las autoridades municipales pueden adoptar medidas para prevenir las ENT y mejorar la seguridad vial. Se centra en un conjunto de 10 áreas de intervención que se consideran puntos de partida para demostrar que es posible tomar medidas.

Ya existen numerosos recursos excelentes para llevar a cabo intervenciones en las ciudades en materia de enfermedades no transmisibles y traumatismos causados por el tránsito.

En este informe, se expone una selección representativa de estos para ayudar a las autoridades municipales a acceder a las herramientas y orientaciones técnicas existentes que pueden facilitar su trabajo. No obstante, en la práctica, la ejecución de las políticas varía significativamente. Las medidas se verán afectadas por múltiples factores relacionados con la autonomía política, legislativa o fiscal, las tendencias sociales y demográficas y las preferencias socioculturales;

además, los proyectos no siempre evolucionan de manera continua y sistemática (17). En este informe se analizan algunos elementos que pueden influir en el éxito de las intervenciones a partir de los conocimientos extraídos de experiencias del mundo real en 19 ciudades, 15 de las cuales se encuentran en países de ingresos bajos y medianos.

Se han identificado diez intervenciones como ejemplo de las medidas que las

ciudades pueden adoptar para combatir

las ENT y mejorar la seguridad vial.

(15)

/ Sección I. 15

traumatismos causados por el tránsito y, en segundo lugar, que existen grandes diferencias en la manera de lograrlo.

Este análisis está diseñado para que las autoridades

municipales puedan beneficiarse de las lecciones aprendidas en otras ciudades y utilizarlas como base para sus propias medidas futuras.

En última instancia, las autoridades municipales decidirán qué áreas de trabajo son más importantes para mejorar la salud y el bienestar de sus ciudadanos. El objetivo de este informe es ayudar a todas las autoridades municipales a encontrar al menos una intervención en estas áreas que podría beneficiar a su ciudad y darles el impulso y las herramientas para tomar medidas.

Las perspectivas que ofrecen estas experiencias son particularmente importantes, ya que reflejan las tendencias actuales de siniestralidad por enfermedades no transmisibles y traumatismos causados por el tránsito y de la demografía urbana. Aproximadamente un 85% de las muertes prematuras por ENT en adultos (entre las personas de 30 a 70 años) se dan en países de bajos y medianos ingresos (7), al igual que el 93% de los traumatismos causados por el tránsito (18). Al mismo tiempo, de las 10 ciudades más grandes del mundo, 7 están en países no clasificados como de ingresos altos (19).

En general, en este informe se recogen dos lecciones importantes. En primer lugar, que existen numerosas oportunidades en las ciudades para mitigar las ENT y

Un ciclista desplazándose por Fortaleza.

Fotografía: Fortaleza/Vital Strategies.

(16)

/ SECCIÓN II.

(17)

/ Sección II. 17

Las 10

intervenciones

(18)

La eliminación de las emisiones contaminantes y garantías de limpieza energética y del aire.

El diseño de ciudades que promueva la movilidad urbana sostenible, incluida la recreación y el transporte activos (como caminar o andar en bicicleta), una sólida infraestructura de transporte urbano y leyes de seguridad vial firmes.

Dentro de esos ámbitos de actuación, las ciudades pueden tomar muchas medidas diferentes para proteger y mejorar la salud de las personas. Pueden implementar, hacer cumplir y monitorear nuevas políticas o actualizar las antiguas, crear nuevos servicios o mejorar los existentes, o rediseñar y crear nuevos espacios públicos para promover comportamientos y entornos saludables. También pueden estimular la acción del sector privado mediante prescripciones, incentivos, permisos y orientaciones para llevar a cabo actividades que directa o indirectamente promuevan la salud o eliminando los impedimentos para que estas se realicen (21).

La OMS dispone de numerosos recursos en materia de enfermedades no transmisibles y seguridad vial para su uso a nivel nacional y algunos de ellos contienen orientación o herramientas que podrían ayudar a las ciudades a enfrentarse a estos problemas. Es bien sabido que las orientaciones de la OMS están basadas en pruebas científicas y se centran en áreas de alto impacto;

además, siempre que sea posible, se tiene en consideración la relación costoeficacia.

1

Medidas para que todos los entornos estén libres de humo y la prohibición de todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

4

2

Esferas prioritarias

En la 9.ª Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, celebrada en Shanghai en 2016, el Foro de Alcaldes de Ciudades Saludables, compuesto por más de 100 alcaldes de todo el mundo, se comprometió a promover una serie de ámbitos de actuación relacionados con las ENT y la seguridad vial (20). Entre ellos se incluían:

La implementación de políticas alimentarias sostenibles y seguras que reduzcan la ingesta de azúcares y sal y el uso nocivo del alcohol.

3

(19)

/ Sección II. 19

importantes beneficios económicos para los países de ingresos bajos y medianos bajos, con unas ganancias estimadas en 350 000 millones de dólares de los Estados Unidos hasta 2030 (23).Casi todas las intervenciones ya se han utilizado en las ciudades miembro de la Alianza de Ciudades Saludables (24) (véase el cuadro 2).

Estas 10 intervenciones demuestran que ciertas actividades pueden llevarse a cabo de manera efectiva en las ciudades. Algunas contribuyen a lograr múltiples resultados de salud. Por ejemplo, la promoción del transporte activo, como caminar y andar en bicicleta, puede tener consecuencias positivas para la calidad del aire en un área y también puede contribuir a reducir el tráfico en una zona en concreto. Esta lista dista de ser exhaustiva. Al final de cada tema se incluyen muchos otros ejemplos de posibles intervenciones y enfoques, bajo los recursos adicionales de la OMS.

La Alianza de Ciudades Saludables es una iniciativa conjunta de la OMS, Bloomberg Philanthropies y Vital Strategies, el asociado en la ejecución. Se estableció en 2017 para ayudar a las ciudades de todo el mundo a combatir las ENT y los traumatismos utilizando políticas e intervenciones basadas en pruebas científicas. A finales de 2018, ya contaba con más de 50 ciudades participantes en 6 continentes. Es la red más grande dedicada a las enfermedades no transmisibles y los traumatismos en el mundo.

El concepto proviene en parte de las experiencias del Embajador Mundial de la OMS para las ENT y los Traumatismos, Michael R. Bloomberg. Bajo su mandato como alcalde de la ciudad de Nueva York entre 2002 y 2013, se trabajó para reducir varios factores de riesgo de ENT y traumatismos causados por el tránsito. Entre las políticas adoptadas se incluían la prohibición de fumar en los lugares de trabajo, incluidos todos los bares y restaurantes, así como en lugares públicos, como los parques; la fijación de objetivos sobre la cantidad de sal que contienen ciertos alimentos; y la obligación de etiquetar el contenido calórico en los menús de muchos restaurantes. Durante su mandato, la esperanza media de vida en la ciudad de Nueva York aumentó en 3 años.

La Alianza de

Ciudades Saludables

Puesta en marcha

19 En este informe se destacan 10 intervenciones que las

ciudades pueden implementar, centradas en el control del tabaco, las políticas alimentarias, la actividad física, la calidad del aire, la seguridad vial y la vigilancia de las ENT para respaldar la recopilación de datos sobre los factores de riesgo. Existen otras muchas posibilidades para mejorar la salud en las ciudades, pero se seleccionó este pequeño subconjunto de intervenciones como punto de partida a partir de los conocimientos especializados de la OMS y las pruebas existentes sobre estas áreas de intervención.

Las intervenciones también se basan en políticas

costoeficaces. Muchas se han incluido en la lista de la OMS de las mejores inversiones para el control de las ENT, un conjunto de políticas centrales que se prevé que tengan el mayor impacto en la reducción de enfermedades, discapacidad y muerte prematura por ENT (22). Se ha demostrado que esas mejores inversiones aportan

(20)

10 intervenciones

MONITOREAR LOS FACTORES DE RIESGO DE LAS ENT

Realizar una encuesta de población sobre los factores de riesgo conductuales para las ENT, como el tabaquismo, el consumo de alcohol, los hábitos alimenticios y la actividad física.

CREAR UNA CIUDAD SIN TABACO Proteger a las personas del humo ajeno mediante la introducción, aprobación y aplicación de leyes que hagan que todos los lugares públicos cerrados estén completamente libres de humo del tabaco.

PROHIBIR LA PUBLICIDAD DEL TABACO Prohibir toda forma directa e indirecta de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

REDUCIR EL CONSUMO DE BEBIDAS AZUCARADAS

Establecer y ejecutar políticas para reducir el consumo de bebidas azucaradas, como los impuestos a su producción o venta.

REDUCIR EL CONSUMO DE SAL

Llevar a la práctica los componentes clave

del paquete SHAKE de la OMS, basado en

pruebas científicas, para reducir el consumo

de sal. (34)

(21)

/ Sección II. 21

10 intervenciones

CREAR CALLES EN LAS QUE SE PUEDA CAMINAR, IR EN BICICLETA Y VIVIR Mejorar las redes y la infraestructura para peatones y bicicletas en toda la ciudad, de modo que se garantice un acceso seguro y equitativo a los servicios y se promueva caminar y andar en bicicleta como formas recreación y transporte.

AIRE MÁS LIMPIO

Reducir la contaminación atmosférica mediante intervenciones en sectores contaminantes, como el transporte, los desechos sólidos y las industrias, y promover un aire más limpio en los espacios cerrados mediante el acceso a combustibles y tecnologías más limpios para cocinar, calentar e iluminar.

REDUCIR LA CONDUCCIÓN BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

Mejorar el respeto de las leyes sobre la conducción bajo los efectos del alcohol.

CONTROL DE LA VELOCIDAD

Reducir los límites de velocidad y mejorar el respeto de los límites de velocidad existentes.

AUMENTAR EL USO DE LOS CINTURONES DE SEGURIDAD Y LOS CASCOS

Reforzar la aplicación de las normativas sobre el uso del cinturón de seguridad y del casco en las motocicletas.

/ Sección II. 21

(22)

Diez formas

Proteger a las personas del humo ajeno mediante la

introducción, aprobación y aplicación de leyes que hagan que todos los lugares públicos cerrados estén completamente libres de humo del tabaco.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: los espacios libres de humo del tabaco protegen la salud de los fumadores y de los no fumadores y fomentan el cese del uso de tabaco, al limitar los lugares en los que consumirlo (27). También ayudan a cambiar el contexto social en el que se fuma, lo que aumenta la probabilidad de que no se consuma tabaco (27).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: establecer lugares sin humo del tabaco en todos los lugares públicos, incluidos los lugares de trabajo como restaurantes y bares, y velar por que se respeten.

CREAR UNA CIUDAD SIN TABACO

2

CONTROL DEL TABACO

de mitigar las ENT y los

traumatismos causados por el tránsito en las ciudades

Realizar una encuesta de población sobre los factores de riesgo conductuales para las ENT, como el tabaquismo, el consumo de alcohol, los hábitos alimenticios y la actividad física.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: una mejor comprensión del estado actual de estos factores de riesgo puede ayudar a detectar qué cambios de comportamiento deben ser la prioridad para mejorar la salud en general. El monitoreo de los factores de riesgo también contribuye a diseñar intervenciones que tengan más probabilidades de lograr un mayor impacto; por ejemplo, las encuestas de mayor calidad, que permiten evaluar con precisión el estado de cada factor de riesgo por grupos de población y barrios, pueden poner de manifiesto qué áreas y grupos específicos tienen mayores necesidades (25).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: realizar una encuesta exhaustiva sobre los factores de riesgo de las ENT cada 3-5 años, desglosando datos por categorías como edad, sexo, nivel socioeconómico, etnia y vecindario.

VIGILANCIA DE LAS ENT

En el método STEPwise de vigilancia de la OMS (STEPS) puede encontrarse un ejemplo (26)

MONITOREAR LOS FACTORES DE RIESGO DE LAS ENT

1

(23)

/ Sección II. 23

REDUCIR EL CONSUMO DE BEBIDAS

AZUCARADAS

4

Prohibir toda forma directa e indirecta de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: prevenir la exposición a su publicidad evita el uso de productos de tabaco, especialmente en los jóvenes (28).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: incluso si las leyes del país limitan la acción local en este sentido, las ciudades tienen muchas opciones para restringir la publicidad del tabaco y hacer que se cumpla, incluido a través de ordenanzas locales de zonificación y la restricción de los puntos de venta. Por ejemplo, al prohibir la venta de tabaco en los aledaños de las escuelas, se reducen las tasas de tabaquismo entre los estudiantes (29).

PROHIBIR LA PUBLICIDAD DEL TABACO

3

ALIMENTOS SALUDABLES PARA TODOS

/ Sección II. 23

Pueden encontrarse más ideas en: El manual de la OMS Cómo lograr una ciudad sin humo de tabaco (30)

Directrices sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco (para la aplicación del artículo 13 del Convenio Marco de la OMS) (31)

Llevar a la práctica los componentes clave del paquete SHAKE de la OMS, basado en pruebas científicas, para reducir el consumo de sal (34)

POR QUÉ ES IMPORTANTE: el consumo excesivo de sal es una de las principales causas de hipertensión, que es el principal factor causante de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares (35).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: en las ciudades pueden promoverse entornos más saludables al exigir que se indique en los restaurantes el contenido de sal de los platos, mejorar el acceso a alimentos bajos en sodio y educar a las personas sobre la importancia de reducir su ingesta. En algunos casos, las ciudades pueden colaborar con fabricantes de alimentos, proveedores, restaurantes y vendedores ambulantes de alimentos para reformular los productos de modo que contengan menos sal.

REDUCIR EL

CONSUMO DE SAL

5

Pueden encontrarse más ideas en: Base de datos mundial de la OMS sobre la aplicación de medidas nutricionales (36) y en la base de datos NOURISHING (37)

Establecer y ejecutar políticas para reducir el consumo de bebidas azucaradas, como los impuestos a su producción o venta.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: el consumo de bebidas azucaradas es una de las principales causas de obesidad y un factor causante de la diabetes (32). Estas incluyen jugos y bebidas de frutas, bebidas energéticas y deportivas, tés edulcorados y bebidas lácteas aromatizadas.

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: se ha demostrado que las intervenciones para limitar la venta y la publicidad logran buenos resultados. Las ciudades pueden aplicarlas limitando la venta de bebidas azucaradas en todos los lugares públicos controlados por las autoridades municipales. También pueden aprovechar las herramientas de ordenación, como las restricciones de licencias, las leyes de zonificación y los regímenes de incentivos para promover la venta de alimentos más saludables.

Si existe un impuesto nacional, las ciudades deben promoverlo e implementarlo. Se ha demostrado que el aumento de los impuestos sobre estas bebidas reduce su consumo, especialmente entre las personas con ingresos más bajos (33). Algunas ciudades pueden imponer tasas directamente sobre las bebidas azucaradas.

También es importante aumentar la concienciación sobre los daños para la salud de las bebidas azucaradas y las comunidades deben participar en la elaboración y ejecución de campañas en la materia.

(24)

Pueden encontrarse más ideas en el Plan de acción mundial de la OMS sobre actividad física 2018-2030 (38)

Reducir la contaminación atmosférica mediante intervenciones en sectores contaminantes, como el transporte, los desechos sólidos y las industrias, y promover un aire más limpio en los espacios cerrados mediante el acceso a combustibles y tecnologías más limpios para cocinar, calentar e iluminar.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: la contaminación atmosférica es un riesgo importante para la salud, ya que alrededor del 91% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de contaminación del aire exceden los límites de la OMS (39). La contaminación del aire en espacios interiores, generada en gran medida por el uso en interiores de combustibles de biomasa para cocinar, calentar y alumbrar, causa aproximadamente 3,8 millones de muertes al año (40).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: La contaminación del aire en los hogares puede solucionarse mediante la introducción de combustibles y tecnologías más limpias para cocinar, calentar y alumbrar. Otros elementos incluyen un mejor diseño de las viviendas y la ventilación y la concienciación sobre los cambios en los hábitos culturales relacionados con la cocina y la gestión energética en los hogares.

La contaminación atmosférica puede mitigarse mediante políticas que apoyen el diseño urbano compacto, sistemas de transporte sostenibles, viviendas adecuadas y una mejor gestión de los desechos municipales. Los cambios en los combustibles y la tecnología también son muy importantes.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Pueden encontrarse más ideas en las soluciones BreatheLife 2030 de la OMS (41)

Mejorar las redes y la infraestructura para peatones y bicicletas en toda la ciudad, de modo que se garantice un acceso seguro y equitativo a los servicios y se promueva caminar y andar en bicicleta como formas de recreación y transporte.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: si las calles de la ciudad no son seguras, es menos probable que las personas realicen ninguna actividad física, ya sea como transporte activo o por placer.

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: las ciudades diseñadas con principios de uso del suelo compacto o mixto tienen barrios altamente conectados que invitan a caminar e ir en bicicleta. De este modo, puede reducirse el uso del transporte motorizado en viajes cortos, la congestión de las calles y la contaminación del aire, además de lograr una mayor cohesión en las comunidades. Los cruces de peatones seguros, los caminos ajardinados y la sombra invitan a caminar más y los carriles para bicicleta adecuados, separados del tráfico de automóviles, empujan a utilizar las bicicletas. Las instalaciones en cada extremo del recorrido, como los aparcamientos para bicicletas, también alientan a andar en bicicleta.

CREAR CALLES EN LAS QUE SE PUEDA CAMINAR, IR EN BICICLETA Y VIVIR

6

ACTIVIDAD FÍSICA

AIRE MÁS LIMPIO

7

(25)

/ Sección II. 2525

SEGURIDAD VIAL

/ Sección II.

Reforzar la aplicación de las normativas sobre el uso del cinturón de seguridad y del casco en las motocicletas.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: se ha comprobado que los cinturones de seguridad y los cascos de motocicleta ayudan a prevenir los traumatismos y las muertes causados por el tránsito. El uso del cinturón de seguridad reduce el riesgo de lesiones mortales en un 50%. Los cascos de motocicleta pueden reducir el riesgo de muerte en un 40% y el riesgo de lesiones graves en un 70% (12).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: una buena legislación sobre cinturones de seguridad y cascos de motocicleta y su correcta aplicación pueden salvar vidas. Al igual que con otras leyes de seguridad vial, mejorar la capacidad de aplicación de la ley e invertir recursos en los esfuerzos de aplicación mejorará la efectividad de las leyes. Además, si se colabora con los fabricantes para garantizar que haya cascos de calidad disponibles en el mercado a un precio asequible, también se logrará que estos dispositivos que salvan vidas se utilicen de forma más generalizada. Junto con la legislación y su aplicación, las campañas en los medios de comunicación ayudan a que el público tome conciencia de la importancia de utilizar los cinturones de seguridad y los cascos de motocicleta en todos los viajes.

Reducir los límites de velocidad y mejorar el respeto de los límites de velocidad existentes.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: la velocidad es uno de los principales factores de riesgo de siniestralidad causada por el tránsito, ya que interviene en alrededor de un tercio de las muertes en las carreteras en países de ingresos altos y hasta la mitad en países de ingresos bajos y medianos. Una reducción media del 5% en la velocidad disminuye la mortalidad en un 30% (43).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: deben establecerse límites de velocidad en función de cada carretera. En las zonas urbanas, se recomienda un límite de velocidad máxima de 50 km/h en las calles que no sean autopistas para reducir la cantidad y la gravedad de los traumatismos causados por el tránsito. Cuando el tráfico motorizado se mezcla con peatones y ciclistas, el límite de velocidad no debe ser superior a 30 km/h para reducir aún más el riesgo de lesiones graves o muertes (41). Además de imponer límites, otras soluciones para controlar la velocidad son la construcción o modificación de carreteras para incluir herramientas que regulen el tráfico, como los reductores de velocidad; el uso de sistemas automatizados de control de velocidad para reducir la velocidad; la instalación en los vehículos de tecnologías, como los reguladores de velocidad inteligentes; y la concienciación sobre los peligros del exceso de velocidad mediante campañas en los medios de comunicación.

CONTROL DE LA VELOCIDAD

9

Pueden encontrarse más ideas en Salve vidas: Paquete de medidas técnicas de seguridad vial de la OMS (44)

AUMENTAR EL USO DE LOS CINTURONES DE SEGURIDAD Y LOS CASCOS

10

Mejorar el respeto de las leyes sobre la conducción bajo los efectos del alcohol.

POR QUÉ ES IMPORTANTE: conducir bajo los efectos del alcohol es una de las principales causas de los traumatismos causados por el tránsito. Si bien cada vez más países adoptan leyes en materia de conformidad con las mejores prácticas, su aplicación sigue planteando dificultades. Alentar a las personas a evitar conducir cuando han bebido también puede ayudar a reducir el consumo excesivo de alcohol en general, que es un factor causante de enfermedades no transmisibles como el cáncer y las cardiopatías (42).

QUÉ SE PUEDE HACER EN UNA CIUDAD: la reducción de los límites de concentración de alcohol en sangre a 0,05 g/dl (0,02 g/dl para conductores jóvenes o noveles), el aumento de las sanciones por conducir con capacidades mermadas y el fortalecimiento de su aplicación, incluida la suspensión del permiso de conducir, han logrado reducir el número de muertes y traumatismos causados por el tránsito. También se ha comprobado la eficacia de la restricción del acceso al alcohol mediante la acotación de la venta y publicidad. Las campañas en los medios de comunicación en las que se destacan los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol pueden apoyar los esfuerzos de seguridad vial.

REDUCIR LA

CONDUCCIÓN BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

8

(26)

/ SECCIÓN III.

(27)

/ Sección III. 27

Del dicho al hecho

En esta sección se describen intervenciones centradas en los temas

seleccionados (control del tabaco, política alimentaria, actividad física, calidad del aire, seguridad vial y vigilancia de las ENT) en 19 ciudades.

Se han detectado varios factores que afectan a la elaboración, la ejecución y la evaluación de los programas. Aquí se analizan para comprender de qué manera cada uno de ellos puede contribuir al éxito del programa al centrarse en un área clave de trabajo o una dificultad común. Se dividen en dos secciones: factores internos y factores externos. Los factores internos son aquellos que puede gestionar directa e internamente el equipo municipal que ejecuta el programa, por ejemplo, la planificación o el seguimiento. Los factores externos al equipo del proyecto no dependen de él y, sin embargo, tendrán un efecto sobre el programa y deben ser considerados, incluida la participación de la comunidad y las alianzas.

Además del análisis de estos factores, se incluye una visión general de las dificultades comunes que pueden socavar el éxito del programa, así como ideas sobre cómo mitigar algunas de ellas.

Experiencias

de 19 ciudades de todo el

mundo

(28)

Balanga Filipinas

Phnom Penh Camboya

Hoi An Viet Nam Beijing China Howrah, Bengala Occidental India

Bangkok Tailandia Bogotá

Colombia Nueva York

Estados Unidos Bangalore

India

Bogor Indonesia

Ciudad del Cabo Sudáfrica

Mumbai India Londres

Reino Unido Indore

India

Kuwait Kuwait Viena Austria

Accra Ghana

Cotonú Benin

Fortaleza Brasil

Ejemplos de ciudades que tienen en marcha intervenciones de

seguridad vial y contra las ENT

(29)

/ Sección III. 29

Ciudad Grupo de ingresos Descripción de la intervención

Accra (Ghana) Ingreso mediano bajo Esfuerzos coordinados para mejorar la seguridad vial y la calidad del aire

Balanga (Filipinas) Ingreso mediano bajo Un enfoque integral para que toda la ciudad esté libre de humo del tabaco y se prohíba la publicidad del tabaco

Bangkok (Tailandia) Ingreso mediano alto Esfuerzos para reducir la velocidad y mejorar las medidas de seguridad del tráfico Beijing (China) Ingreso mediano alto Tecnología móvil para que se respeten las zonas libres de humo

Bangalore (India) Ingreso bajo El uso de «días de la bici» y la participación de la comunidad para caminar y utilizar más la bicicleta en la ciudad

Bogor (Indonesia) Ingreso mediano bajo Un enfoque municipal para prohibir la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco Bogotá (Colombia) Ingreso mediano alto Recopilación de datos sobre seguridad vial

Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Ingreso mediano alto Actividades en toda la ciudad para reducir el consumo de bebidas azucaradas

Cotonú (Benin) Ingreso bajo Uso de una herramienta de vigilancia general para recopilar datos de la ciudad sobre los factores de riesgo de las ENT

Fortaleza (Brasil) Ingreso mediano alto Campañas y datos para mejorar las opciones de transporte activo Hoi An (Viet Nam) Ingreso mediano bajo Fomento del transporte activo y los espacios públicos al aire libre

Howrah (India) Ingreso mediano bajo Entornos sin tabaco: el proceso de convertirse oficialmente en una «ciudad sin tabaco»

Indore (India) Ingreso mediano bajo Uso de los datos sobre los factores de riesgo de las ENT y el medio ambiente como guía de urbanismo

Kuwait (Kuwait) Ingreso alto Reformulación de los refrigerios más populares para reducir el contenido de sal

Mumbai (India) Ingreso mediano bajo Colaboración con una red externa para mejorar las capacidades en materia de seguridad vial Londres

(Reino Unido) Ingreso alto Mejora de los conocimientos sobre los alimentos saludables y su suministro a los niños en entornos de educación y cuidado en la primera infancia

Nueva York (Estados Unidos)

Ingreso alto Un estudio comparativo sobre calles en las que caminar e ir en bicicleta, adaptadas para personas mayores

Phnom Penh (Camboya)

Ingreso mediano bajo Reducción del consumo de bebidas azucaradas mediante campañas de concienciación pública y la participación de la comunidad

Viena (Austria) Ingreso alto Estrategias integrales para fomentar los desplazamientos a pie como transporte y por placer

Áreas de intervención Clasificación

por ingresos Región geográfica

Ingresos altos Ingresos medianos-altos Ingresos medianos-bajos Ingresos bajos

SEARO WPRO PAHO EURO EMRO AFRO

Actividad física Control del tabaco Contaminación del aire Seguridad vial Vigilancia de las ENT Alimentación saludable

/ Sección III. 29

(30)

Una estudiante disfruta de un tentempié saludable en Cali (Colombia).

Fotografía: Cali/Vital Strategies.

(31)

/ Sección III. 31

FACTORES INTERNOS

en la lucha contra las ENT y los traumatismos causados

por el tránsito en las ciudades

Los factores internos son aquellos que pueden gestionarse directa e internamente en el seno de las operaciones de un

programa municipal. Algunos ejemplos recogidos en este informe son:

1.1

1.3

1.2

1.4

Planificación estratégica

Gobernanza intersectorial

Acceso equitativo

Monitoreo

y evaluación

(32)
(33)

/ Sección III. 33

Cada ciudad debe tener en cuenta sus propias prioridades, problemas sociales y estructuras de gobierno al seleccionar las medidas de acción. Entre las consideraciones clave para elaborar una visión estratégica y un plan de ejecución se incluyen la detección de las necesidades y las dificultades, la comprensión de qué poblaciones o áreas geográficas se ven afectadas y la medida en que la ciudad puede actuar de forma independiente. En la planificación estratégica deben participar partes interesadas de diferentes orígenes y es necesario garantizar que haya una visión común del tema en el que se está trabajando y del método que se va a utilizar, en particular cuando las intervenciones son intersectoriales (45).

Es importante evaluar el conjunto de las políticas existentes para decidir de qué manera integrar un nuevo programa con las prioridades, la legislación o la capacidad existentes o cómo puede abundarse en ellas. Podría incluir la búsqueda de oportunidades para utilizar las políticas nacionales como impulso para los programas locales. Debe prestarse especial consideración a las esferas en las que es probable que se logren avances, ya que los buenos resultados de una política pueden facilitar la introducción de otras. La facilidad de ejecución y su posible impacto también son factores importantes en la selección de los programas. La capacidad de demostrar al menos avances provisionales en un plazo relativamente corto es importante para granjearse el reconocimiento político y público del valor de una intervención o de los avances para otras partes interesadas.

FACTORES INTERNOS

1.1

Planificación

estratégica

(34)

Abundar en las actividades

nacionales o locales existentes

Ciudad del Cabo, Sudáfrica

En 2018, en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), se coordinó una campaña para mejorar la alimentación sana y reducir el consumo de azúcares coincidiendo con un nuevo impuesto nacional sobre las bebidas azucaradas. El impuesto sobre la promoción de la salud, o tasa sobre las bebidas azucaradas, aprobado por el Gobierno de Sudáfrica en diciembre de 2017, entró en vigor el 1 de abril de 2018. El interés generado por los medios de comunicación sirvió de trampolín para la propia campaña municipal, que se lanzó en julio de 2018 y también hacía hincapié en los posibles riesgos para la salud de las bebidas azucaradas.

Buscar las lagunas en la legislación existente

Bangkok, Tailandia

En 2017, los organismos locales de Bangkok (Tailandia) realizaron una cartografía de las leyes y reglamentos de seguridad vial existentes para comprender las lagunas que presentaban y revisaron los datos sobre los factores de riesgo de seguridad vial para establecer las áreas prioritarias en las que tomar medidas a escala municipal. Se utilizó esa información para centrarse en la reducción de velocidad como un área prioritaria, lo que llevó a la introducción de varias medidas nuevas, como la compra de un nuevo sistema de cámaras de seguridad vial que cubre ciertas carreteras de alta velocidad.

También debe tenerse en cuenta de qué manera una única intervención seleccionada puede llevarse a cabo por varios canales (por ejemplo, políticas, campañas de sensibilización y actividades con socios locales) para llegar a su población objetivo, y de qué manera van a coordinarse todos esos canales de modo que se refuercen mutuamente y se facilite el intercambio de ideas o lecciones entre los distintos programas.

Esto incluye detectar e involucrar a las partes interesadas clave y al público objetivo desde el principio.

(35)

/ Sección III. 35

Tuk tuks apoyando la campaña de salud pública de Phnom Penh.

Fotografía: Phnom Penh/Vital Strategies.

Cartel de la campaña de sensibilización pública de Phnom Penh sobre los riesgos que las bebidas azucaradas suponen para la salud.

Fotografía: Phnom Penh/Vital Strategies.

Al definir claramente los objetivos clave de un programa, también se contribuye a garantizar que las actividades se centren en alcanzarlos.

Planificación inclusiva

Phnom Penh, Camboya

En 2018, las autoridades municipales de Phnom Penh (Camboya) se fijaron como objetivo reducir el consumo de bebidas azucaradas en la ciudad. Adoptaron un enfoque de planificación coordinado para estructurar el trabajo de forma que, simultáneamente, se examinaban nuevas políticas, se concienciaba a la opinión pública y se interactuaba con los socios locales. De este modo, las autoridades municipales pudieron aprovechar las eficiencias entre las tres ramas de trabajo, por ejemplo, al probar los mensajes con grupos interesados locales que entendían al público objetivo. Este enfoque también generó sinergias entre la campaña de información pública a corto plazo y la elaboración de políticas a más largo plazo.

(36)

Definición de metas

Hoi An, Viet Nam

Al examinar en Hoi An (Viet Nam) cómo proteger los espacios públicos para el ocio y las actividades físicas y, al mismo tiempo, garantizar un acceso equitativo, la ciudad creó un Plan Maestro de Espacios Públicos 2015-2020 (véase la figura 2). En el Plan se definen una serie de actividades para asegurar que la ciudad pueda mantener suficientes espacios públicos a pesar de la expansión urbana y que esos espacios satisfagan las necesidades de la comunidad.

Las áreas están desglosadas en función del tipo de espacio, como miniparques, parques urbanos más grandes o centros recreativos, con metas para calcular cuántos de cada uno deben existir para 2020 (véase la figura 3). En el Plan también se establecen categorías sobre cuestiones de índole práctica, como el costo de construir un nuevo sitio y la superficie a tierra de la ciudad que ello requeriría. Estos elementos son esenciales para los urbanistas, pero también sirven como un mecanismo de rendición de cuentas para que las comunidades puedan ver cómo el gobierno local está respondiendo a sus necesidades de espacio público.

Figura 2: Ejemplo de metas del Plan Maestro de Espacios Públicos 2015-2020 de Hoi An

¿Cuáles son las metas para 2020?

Categorías meta 2020 Espacios públicos

existentes Obra nueva (para 2020) n.º de

espacios públicos

Área

(m2) m2 habituales

por persona

n.º de espacios públicos

Área

(m2) n.º de espacios públicos

Área (m2)

1. Espacios públicos vecinales

Miniparque 46 71 705

1,64

19 24 622 27 47 083

Local para la asociación de

vecinos 90 90 256 75 65 211 15 25 045

2. Espacios públicos del barrio Zonas de descanso

y ocio 27 10 122

1,53

7 4963 20 5159

Centro deportivo

cultural 16 140 658 12 113 758 4 26 900

3. Espacios públicos municipales

Parque municipal 20 596 438 6,04 7 52 748 13 543 690

Todo tipo de espacios públicos en Hoi An

199 909 179 9,21 120 261 302 79 647 877

(37)

/ Sección III. 37

Figura 3: Gráfico de los diferentes tipos de espacio público en la ciudad de Hoi An

3 What are the targets to 2020?

Categories 2020 target Existing PS

(2015)

New development (to 2020)

# of PS (sites)

Area (square meters)

Standard square meters person) per

# of PS (sites)

Area (Square meters)

# of new PS (site)

Area (Square meters)

#1. Public spaces at neigbourhood level Mini park/parkette 46 71,705

1.64 19 24,622 27 47,083

Community house 90 90,256 75 65,211 15 25,045

#2. Public spaces at commune/ward level Rest stop /

recreation 27 10,122

1.53

7 4,963 20 5,159

Sport and cultural

center 16 140,658 12 113,758 4 26,900

#3. Public spaces at city-wide level

City park 20 596,438 6.04 7 52.748 13 543,690

All categories of public spaces of Hoian city

199 909,179 9.21 120 261,302 79 647,877

Visualización de datos con los diferentes tipos de espacios públicos disponibles en la ciudad de Hoi An.

Fotografía: Equipo de Espacios Urbanos de Hoi An/HealthBridge.

(38)
(39)

/ Sección III. 39

La equidad (igualdad de acceso a los servicios de calidad para todos) es un aspecto fundamental de todo programa de salud urbana (46). Las ciudades deben crear entornos que permitan a todos sus habitantes llevar estilos de vida sanos. No obstante, puede haber grandes discrepancias dentro de una misma ciudad en cuanto a quién tiene acceso a los servicios o los espacios destinados a mejorar la salud. Si los parques locales están concentrados en un área de la ciudad, es posible que los beneficios de salud para los que viven lejos sean limitados (47). Si las oportunidades saludables se agrupan en las zonas más ricas de la ciudad, puede crearse un grave problema de equidad, en particular si escasean las opciones de transporte público o si estas son de mala calidad. Los programas genéricos no llegan a todas las personas por igual y algunos grupos terminan siendo excluidos de los beneficios para la salud.

FACTORES INTERNOS

1.2

Acceso

equitativo

(40)

Diseño para el usuario final

Ciudad del Cabo, Sudáfrica

Coincidiendo con los esfuerzos nacionales en curso para reducir el consumo de bebidas azucaradas, en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) se lanzó una campaña en los medios de comunicación de toda la ciudad para concienciar a los ciudadanos sobre la relación entre esas bebidas y la obesidad y la diabetes. Antes de diseñar la campaña, las autoridades municipales organizaron una encuesta para obtener los datos de referencia sobre las actitudes de la comunidad local, de la que se extrajo que el público pensaba que las bebidas azucaradas eran buenas porque

«te dan energía». Así, los mensajes de la campaña se estructuraron con el objetivo de corregir esta falsa creencia y asegurarse de que respondiera a los conocimientos del público objetivo.

Cartel de la campaña para aumentar la concienciación sobre los riesgos para la salud de las bebidas azucaradas en Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Un componente clave de la campaña fue ilustrar casos reales de miembros de la comunidad afectados por la ingesta de azúcares y los riesgos para la salud asociados.

Fotografía: Ciudad del Cabo/Vital Strategies.

Por lo tanto, durante el diseño de los programas, las autoridades municipales deben tener presente la equidad de su trabajo. Esto implica evaluar a quién es más probable que lleguen las intervenciones, si ese es el grupo objetivo prioritario y la posible exclusión involuntaria de otros grupos.

Para mitigar la exclusión y equilibrar cualquier desigualdad en el acceso o los beneficios, debe barajarse añadir o adaptar ciertas medidas para garantizar que los grupos potencialmente marginados o vulnerables puedan beneficiarse por igual de cualquier nueva política o servicio (48). Por ejemplo, el acceso equitativo al transporte público garantiza que puedan acceder a los beneficios del sistema de transporte de una ciudad quienes más los necesitan, como las personas que no pueden permitirse el transporte privado.

Además del acceso físico, es importante garantizar que el contenido del programa se transmita adecuadamente para que sea accesible y genere cambios de comportamiento positivos. La definición clara de las necesidades y las preferencias de un público objetivo puede facilitar la adaptación del contenido a las necesidades, las creencias o las preferencias de ese grupo, es decir, es más probable que se logre un impacto positivo en el comportamiento.

(41)

/ Sección III. 41

Personas mayores haciendo ejercicio en un parque de Nueva Delhi (India).

Fotografía: OMS/SEARO/Rajan Kumar.

También es importante tener en cuenta el efecto de los programas nuevos en el acceso equitativo en función de la edad. La acumulación de ventajas o desventajas específicas a las que las personas se enfrentan a lo largo de sus vidas tiene un efecto sobre sus resultados de salud a más largo plazo (49). Las ciudades deben trabajar para crear programas que centren el apoyo en grupos de edad específicos y vulnerables, como los niños o las personas mayores.

Adaptar los servicios nuevos a los

usuarios vulnerables

Nueva York, Estados Unidos

Las personas mayores tienen un riesgo mayor de sufrir lesiones y morir, ya que, por la edad, suelen caminar más despacio y tener una movilidad reducida. Los peatones mayores pueden tener más dificultades para cruzar las calles y corren un mayor riesgo de siniestralidad por colisiones.

Precisamente para cubrir las necesidades de este grupo de usuarios, en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) se han llevado a cabo varias iniciativas para hacer que las calles sean más seguras para las personas mayores. A través de la iniciativa Safe Streets for Seniors, se han completado 182 proyectos de mejora de las calles con 41 medidas para facilitar su uso a los peatones mayores en toda la ciudad;

estos incluyen proyectos para dar más tiempo a los peatones para cruzar las calles y la instalación de islas peatonales. Estas mejoras se han traducido en una reducción del 16% de las muertes de peatones mayores desde que se lanzó la iniciativa en 2008, de una media de 65 muertes por año entre 1999 y 2007 a una media de 54 entre 2008 y 2016.

(42)
(43)

/ Sección III. 43

La colaboración es fundamental, si bien en última instancia un solo organismo debe ser responsable de garantizar que una nueva política o programa cumpla los objetivos sanitarios previstos. Puesto que las ciudades son espacios interseccionales donde confluyen muchos factores de riesgo para la salud, las oficinas de la alcaldía pueden desempeñar importantes funciones en el apoyo a la creación de coaliciones multisectoriales. La coordinación con otros departamentos gubernamentales puede contribuir a reforzar el trabajo existente y proporcionar eficiencias en la ejecución y la gestión de las actividades. Es necesario encontrar las oportunidades de eficiencia entre programas e incluirlas en el ámbito de trabajo.

Otros sectores pueden hacer lo propio por integrar elementos beneficiosos para la salud en su trabajo. Por ejemplo,

en la Global Designing Cities Initiative se trabaja con los profesionales municipales para crear ciudades seguras, sostenibles y saludables a través de un mejor diseño de las calles, incluidas soluciones para que los habitantes sean más activos (50).

FACTORES INTERNOS

1.3

Gobernanza

intersectorial

(44)

Londres, Reino Unido

La Autoridad del Gran Londres y las autoridades locales de Londres (Reino Unido) han diseñado conjuntamente un marco de evaluación para otorgar premios en el marco de su programa Healthy Early Years London (HEYL) con miras a promover la salud, el bienestar y el desarrollo, incluida la alimentación saludable, para los niños menores de 5 años en la educación de la primera infancia y en los centros de cuidados infantiles. Este marco ayuda a los municipios y a los centros a evaluar si están cumpliendo los objetivos del programa en términos de salud, bienestar y desarrollo —por ejemplo, cuántos niños reciben alimentos más saludables—, además de los objetivos educativos. La herramienta de evaluación se diseñó específicamente para reflejar las normas nacionales que se utilizan para valorar las escuelas en Inglaterra: el Marco Común de Inspección de la Oficina de Control de los Niveles de Educación, Servicios y Formación de la Infancia (OFSTED). Así, este marco es útil tanto para los servicios de educación como para los de salud, ya que permite realizar una evaluación eficiente de los avances hacia los objetivos en ambos sectores mediante una herramienta de evaluación común.

DÓNDE ESTÁN LOS DATOS:

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

La Base de datos mundial de la OMS sobre la aplicación de medidas nutricionales (35) es una plataforma interactiva para compartir información estandarizada sobre políticas, acciones y programas de nutrición.

Se centra en políticas nacionales, pero permite a las ciudades acceder a información sobre su contexto nacional. En mayo de 2019, contenía información sobre 2255 políticas en 201 países.

Sadiq Khan, alcalde de Londres, en la presentación del programa HEYL en 2018.

Fotografía: Autoridad del Gran Londres.

Encontrar vínculos

con otros asuntos

(45)

/ Sección III. 45

Buscar eficiencias en los objetivos de los programas

Fortaleza, Brasil

El urbanismo de las ciudades puede hacer que las calles sean más seguras y aumente el transporte activo, como caminar o andar en bicicleta. En Fortaleza (Brasil), las autoridades municipales llevaron a cabo una serie de programas para mejorar la seguridad vial y, por extensión, aumentó el uso de las vías de transporte activas para los peatones y los ciclistas.

Entre las actividades se incluyeron intervenciones temporales como el proyecto Cidade 2000, con el que se recuperó una sección de vía infrautilizada como espacio público para la comunidad. Más de 1200 metros cuadrados de espacio de estacionamiento infrautilizado se convirtieron en una nueva plaza donde los residentes locales ahora pueden caminar, sentarse y pasar tiempo juntos. Se crearon tres nuevos pasos de peatones para dar prioridad clara a los viandantes.

Se redujo el límite de velocidad en ciertas zonas cercanas a los nuevos espacios públicos. En conjunto, con estas medidas se logró que los vehículos circulen a velocidades más seguras y que la comunidad disfrute más del espacio urbano, al tiempo que se invita a realizar más actividades al aire libre. Este proyecto puntual se amplió a continuación para lograr un mayor impacto a través de la creación de un programa en toda la ciudad, Cidade da Gente (Ciudad del Pueblo), que permitió que el modelo se extendiera a otros rincones de la ciudad.

Pedir ayuda a otro departamento en las áreas en las que tenga una ventaja comparativa

Howrah, India

En 2010 la ciudad de Howrah (Bengala Occidental, India), se presentó la campaña Howrah sin Tabaco para lograr que toda la ciudad esté libre de humo de tabaco. La policía municipal fue la principal encargada de hacer cumplir las nuevas leyes contra el tabaco, en lugar de las autoridades sanitarias locales. El apoyo de la policía fortaleció los esfuerzos iniciales para lograr la aplicación de la ley, en parte porque su participación significaba que aquellos que violaran las leyes contra el tabajo serían sancionados por el delito.

Se estimó que este fue un factor clave para el cumplimiento generalizado de la ley y dio lugar a una fuerte reducción de los casos denunciados de tabaquismo en lugares públicos.

Sin embargo, no se optó por un enfoque meramente penal.

Las propias comisarías de policía defendieron la nueva ley al prohibir el consumo de tabaco en sus recintos, de modo que utilizaron su comportamiento como ejemplo positivo.

(46)
(47)

/ Sección III. 47

El monitoreo y evaluación es fundamental para que las ciudades puedan demostrar el impacto de su trabajo. Un sistema de monitoreo y evaluación bien diseñado permite al gobierno local supervisar las actividades, analizar el uso de los recursos y evaluar el impacto de las actividades, además de comprobar si se alcanzaron las metas (51). También sirve para establecer un mecanismo de transmisión de observaciones sobre los programas que permita mejorarlos constantemente, incluida la capacidad de adaptar la ejecución de cada programa en función de los resultados y las necesidades cambiantes de la población.

El monitoreo y evaluación es especialmente importante para demostrar la eficacia de las políticas sobre ENT y seguridad vial, aportar datos a la base mundial de pruebas y proporcionar orientación para terceros.

FACTORES INTERNOS

1.4

Monitoreo

y evaluación

Figure

Updating...

References

Related subjects :